Thursday, November 29, 2007

El largo brazo de la ley

Hace unos días apareció una nota en los periódicos, en donde una maestra, del estado de Michoacán, había atado de pies y manos, además de haber amordazado, a una niña, por estar hablando en su clase. La nota de El Universal a continuación:

Investigan maltrato a niña de 11 años en Michoacán
Fue atada de pies y manos y amordazada en una escuela primaria por órdenes de su maestra

Notimex

El Universal
Morelia, Michoacán
Martes 27 de noviembre de 2007 17:51

Autoridades educativas y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) investigan el presunto maltrato sufrido por una menor de 11 años, quien habría sido atada de pies y manos y amordazada por órdenes de su maestra en el salón de clases.


De acuerdo con la queja que se presentó ante la CEDH, el supuesto hecho se registró en una escuela primaria de la comunidad de Charapendo, en el municipio de Gabriel Zamora.
El presunto maltrato fue denunciado por los padres de la niña, quienes señalan que la menor permaneció exhibida más de una hora frente a sus compañeros, aunque la Secretaría de Educación Pública (SEP) del estado se mostró cauta y argumentó que muchas ocasiones este tipo de hechos son magnificados.

Según la queja, la profesora Elvia Flores Arias habría ordenado a cuatro estudiantes que ataran de pies y manos y amordazaran a la niña Marisol Hernández Herrera, como escarmiento por un presunto mal comportamiento.

Sin embargo, el hecho fue captado por un compañero, quien con su teléfono celular tomó una fotografía, misma que fue presentada como prueba del presunto maltrato.
La maestra fue suspendida 15 días, en tanto se deslindan responsabilidades, pero el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ya intervino a favor de la docente.

Entiendo que eso no se hace, estuvo mal sin duda. Dicha maestra debería ser sancionada, quizás incluso con el despido. Sin embargo, "la policía siempre en vigilia", como diría el "polivoz" ya tomó cartas en el asunto y detuvo a la peculiar maestra. Ahora, según el propio periódico El Universal, la profesora encara -si se le encuentra culpable- ¡hasta 40 años de prisión por su acto!
Curiosa es la ley en nuestro país. Digamos que el acto de dicha mujer debe ser sancionado... ¿pero con cárcel y tantos años? Finalmente, ¿cómo puede probar su inocencia? Ahí está la foto y de hecho los testigos serán los propios alumnos, que probablemente ante la autoridad dirán la verdad y ésta parece evidente.

Yo recuerdo que en cuarto o quinto año de primaria, una maestra le dio a un compañero en la cabeza con el metro (ese pedazo de madera que medía exactamente un metro y que estaba en todos los salones). Recuerdo que algo hizo mi amiguito de ese tiempo (se llamaba Hugo Uro Huerta), y que Miss Sandra (que era una chava morena, delgada, con un agujero en medio de la frente (probablemente le habrían extirpado un tumor o lago), perdió la paciencia por las gracejadas del estudiante. Recuerdo que la maestra, al darse cuenta de su acto, fue con el alumno y le pidió perdón casi de rodillas y no sabía qué hacer para enmendar la situación. No me acuerdo de más. No sé si Huguito se quejó y si la Miss Sandra fue despedida... Pero si el acto de aquella Miss Sandra fuese castigado por la ley, debería recibir una sanción peor que la que le quieren dar a la maestra de Morelia ¿no?

Vaya, me llama mucho la atención que la ley sea tan estricta en estos casos y para otro tipo de actos criminales, no lo sea igual. Baste recordar al "Divino", o a Cabal Peniche, que se robaron todo el dinero del mundo, pero eso aquí no parece ser un delito grave. Tan es así que ambos personajes viven felices en este país de la impunidad del poderoso.

2 comments:

Carlos G. Zarco said...

comunidad de Charapendo, en el municipio de Gabriel Zamora.

-->
debería recibir una sanción peor que la que le quieren dar a la maestra de Morelia ¿no?

Michoacan mas bien, no?

Morsa said...

Ése es el punto, Carlos, la ley es severa para personas como la maestra de la telesecundaria, mientras el gober precioso se pavonea de su impunidad.

Triste asunto, porque es un precedente más de que la justicia en este país no se aplica por igual. Por ello el mexicano es corrupto en muchos casos, pues las leyes son como de "chicle"... Estirémoslas hasta el límite antes de romperse.

Si ejemplos como el del gober precioso, el de Cabal Peniche, el del Divino, el del rey de las ligas, etc., quedan impunes, ¿qué percepción de la comunidad puedes esperar al respecto de la ley y la justicia?

Cabe señalar que en la tarde del día que absolvieron a Marín, éste inauguró un edificio en Puebla para la magistratura, y tres de los magistrados que vieron su caso, aplaudían en la ceremonia de entrega del edificio. Lindo país ¿no?