Tuesday, November 20, 2007

7a carrera atlética TvAzteca - Lala

El lunes 19 de noviembre se corrió la 7a carrera atlética TvAzteca - Lala, la cual consistía en dos recorridos diferentes, uno de 13 y otro de 7 kms. la razón de esto, habrán adivinado ya algunos, es que la estación de televisión Azteca tiene los canales 7 y 13. Debido a que llevo mucho tiempo sin entrenar consistentemente, decidí inscribirme a la de 7 kms. Así, me apersoné el lunes temprano para competir. En realidad, quería probarme en lo que respecta a mi condición física. Otro atractivo de la carrera era que terminaba en el estadio olímpico de Ciudad Universitaria, donde se hicieron los juegos olímpicos de 1968.

Antes de empezar la carrera, cabe señalar que había tantos competidores que como diría Chava Flores: "un hormiguero no tiene tanto animal". Se veía gente de todos tamaños, colores y sabores. Finalmente por los altavoces llamaron al grupo en el que me tocaba salir y después de caminar como un km. para encontrar cómo entrar a la parte en donde estaban los competidores (porque todo estaba con vallas), finalmente pude colocarme en mi grupo y dispuesto a salir.

En la documentación que nos habían dado, aparecía un plano de alturas (altimetría) el cual -si se sabía leer- aparecía con varias zonas que eran de subida. No presté mucha atención a ello, pero sin duda fue un elemento importante porque al empezar la carrera, lo primero que ocurre es una larga subida en donde es fácil cansarse. Aparte de no estar en mi mejor condición física, es claro que una subida constante por casi los dos primeros kilómetros. Fue claro que para muchos competidores, esto fue inesperado. La pendiente va de 0 a 45 metros, aproximadamente, en esa distancia, lo cual hace el inicio bastante complicado.

En fin, con paso lento pero firme fui corriendo. El inicio también fue lento porque al dar el disparo de arranque, habiendo tantos competidores, se va prácticamente caminando. De hecho, esperaba hacer unos 6 minutos por km, pero las subidas pronunciadas hicieron que mi tiempo fuese mayor. Mi resultado fue el siguiente:

Nada para sentirse muy orgulloso, aunque sí es importante darse cuenta que da mucha satisfacción finalizar la carrera. Cuando iba por el kilómetro 4 vi que podía uno cortar camino, a la Madrazo. Sería fácil -relativamente- hacer trampa, porque si uno se detiene, se cruza al otro lado del camino, se espera un par de minutos, y reanuda la carrera, ¿quién le dirá que uno estaba del otro lado de la carrera? Lo simpático es que nadie -que yo me hubiese dado cuenta- hizo algo parecido. Vaya, la consigna en cualquier carrera es terminar honestamente y eso se vio claramente a pesar de ser muchísimos los competidores. Una competencia de esta naturaleza es una fiesta y la gente la goza. Yo la pasé fenomenal.

Al final, los últimos cuatrocientos metros se corren en la pista de tartán del estadio olímpico. Cuando entré bajando la rampa imaginé lo que habrán sentido los atletas en 1968 al entrar al estadio y hallar un gentió aplaudiendo a los diferentes competidores. La sensación debe haber sido única y yo me quedo con solamente una pequeña porción de lo que esos deportistas, en el 68 sintieron. Al cruzar la mete, nos indican que no nos detengamos y seguimos caminando hasta salir del estadio, en donde uno regresa el chip medidor, y le entregan bebidas, fruta y la medalla de participación, la cual puede verse en la última foto.

Se supone que una empresa toma fotografías de todos los deportistas que compiten. Una vez que se publiquen en el sitio oficial, bajaré las mías y las pondré aquí, desde luego.

No comments: